Conseguir una hipoteca al 100% en 2022, ¿realidad o ficción?

Conseguir una hipoteca al 100% en 2022, ¿realidad o ficción?

Tener ahorros es un requisito fundamental para contratar un préstamo hipotecario. En la actualidad, no es habitual que un banco se preste a financiar hipotecas de más del 80% del valor de una casa o un piso, menos aún que alcance el 100%. Según el comparador bancario HelpMyCash.com, rebasar el límite del 80% es un riesgo no solo para el banco, sino también para el propio cliente. No obstante, aunque pocas, hay algunas entidades que sí están dispuestas a ofrecer una hipoteca de hasta el 100% si se dan ciertas circunstancias.

Por norma general, con la hipoteca de un banco se puede financiar hasta el 80% del valor de la vivienda que se quiere adquirir. Eso significa que el comprador debe tener ahorrado el 20% restante más un 10% adicional para pagar los gastos asociados a la compraventa: impuestos, costas notariales y registrales… Por ejemplo, si la vivienda cuesta 100.000 euros, habrá que aportar 30.000 euros del propio bolsillo para conseguir un préstamo hipotecario.

El motivo principal por el que los bancos no suelen financiar más del 80% de la compra es que el riesgo de impago aumenta cuando se supera ese porcentaje. En primer lugar, dado que el importe que devolver es mayor, las cuotas por pagar son más caras, lo que obliga al hipotecado a destinar una cantidad más alta de dinero al abono de las mensualidades. En segundo lugar, porque la falta de ahorros impide contar con un colchón económico al que recurrir en caso de que surja un imprevisto.

No muchas entidades se saltan esa norma interna, especialmente tras la crisis financiera de 2008. Según el Banco de España, menos del 9% de las hipotecas concedidas a lo largo de 2021 financiaron más del 80%. La diferencia es notable respecto a los años de la burbuja inmobiliaria (entre 2003 y 2007), cuando ese porcentaje superaba el 15%.

En otras palabras, y como explican los expertos de HelpMyCash, si bien la mayoría de las entidades no ofrecen estas hipotecas abiertamente, todavía es posible encontrar ofertas que financian más del 80% de la compra. La mayoría, eso sí, se conceden en circunstancias muy específicas: si se quiere adquirir pisos de bancos que provienen de desahucios; si el cliente es funcionario (no interino), por su alta estabilidad laboral, o jóvenes menores de 35 años si aportan un aval de los padres.

Aunque no es lo habitual, en ocasiones, el banco se puede mostrar dispuesto a negociar una hipoteca de más del 80% y hasta del 100% con aquellas personas que no cumplen con ninguna de las condiciones arriba mencionadas, pero demuestran un perfil económico muy solvente que garantizaría la devolución del préstamo. Eso sí, aunque no se les exija aportar tantos ahorros, deberán tener suficiente capital para afrontar el pago de los gastos de compraventa que el préstamo no cubre, cuyo precio suele ser el equivalente al 10% del valor del inmueble.

Dado que la mayoría de las entidades no publicitan este margen de maniobra, una opción muy recomendable es la de contratar los servicios de un bróker. Se trata de un intermediario que sabe a qué bancos acudir para negociar mejores condiciones de financiación y lograr hipotecas de hasta el 100%. Además, dado que solo cobra honorarios si el cliente firma el préstamo, en realidad, no se pierde nada por encargarle la búsqueda de financiación.

Antes de contratar un préstamo que supere el 80%, los expertos de HelpMyCash explican que es importante que el cliente conozcatodos aquellos términos y conceptos básicos que se manejan en el ámbito de las hipotecas, de cara a contratar un producto que, efectivamente, se ajuste a sus necesidades financieras y que no ponga en riesgo su economía familiar. Respecto a esto último, no se debería dedicar más del 35% de los ingresos mensuales netos al pago de las cuotas del préstamo, que es la ratio máxima de endeudamiento recomendada por el Banco de España.

Deja una respuesta