El tenista serbio Novak Djokovic admitió este miércoles haber cometido «errores humanos» en los documentos para entrar a Australia y también que acudió a una entrevista con un medio deportivo tras conocer su positivo por covid-19.

«Me sentí obligado a acudir a la entrevista con L’Equipe para no dejar tirado al periodista, pero mantuve distancia social y mascarilla todo el tiempo, excepto durante las fotografías. Al regresar a casa me aislé y reflexioné. Cometí un error de juicio y admito que tuve que posponer la cita», apuntó el deportista en un comunicado.

Djokovic asegura que se sometió el 16 de diciembre a una prueba para detectar la covid-19, cuyo resultado conoció un día más tarde y tras acudir a un evento con menores, mientras que la entrevista fue el 18.

Por su parte, el gobierno australiano continúa considerando su posible anulación de visado y posterior deportación.