IEP: Más de mil millones de personas están en peligro de ser desplazadas para 2050 debido al cambio ambiental, los conflictos y los disturbios civiles

LONDRES, 9 septiembre de 2020 /PRNewswire/ — Hoy se lanza la edición inaugural del Registro de Amenazas Ecológicas (ETR), que…

LONDRES, 9 septiembre de 2020 /PRNewswire/ — Hoy se lanza la edición inaugural del Registro de Amenazas Ecológicas (ETR), que mide las amenazas ecológicas que afrontan los países actualmente y ofrece proyecciones para 2050. Este informe se caracteriza por combinar medidas de resiliencia con los datos ecológicos más completos disponibles, para explorar cuáles son los países con menos probabilidades de hacer frente a las crisis ecológicas extremas. El ETR es publicado por el Instituto para la Economía y la Paz (IEP), un destacado grupo internacional de expertos que elabora índices como el Índice de Paz Global y el Índice de Terrorismo Global.

IEP Logo

 

Resultados claves 

  • De los países con el mayor número de amenazas ecológicas, 19 se encuentran entre los 40 menos pacíficos del mundo, entre ellos, Afganistán, Siria, Irak, Chad, India y Pakistán.
  • Más de mil millones de personas viven en 31 países donde es poco probable que la resiliencia sea suficiente como para resistir el impacto de los eventos ecológicos de aquí a 2050, lo que contribuirá al desplazamiento masivo de la población.
  • África subsahariana, el sur de Asia, Medio Oriente y el norte de África son las regiones que enfrentan el mayor número de amenazas ecológicas.

    Para 2040, un total de 5.400 millones de personas (más de la mitad de la población mundial proyectada) vivirán en los 59 países que experimentan estrés hídrico alto o extremo, entre ellos, India y China.
  • 3.500 millones de personas podrían sufrir inseguridad alimentaria para 2050, lo que representa un aumento de 1.500 millones de personas a partir de hoy.
  • La falta de resiliencia en los países incluidos en el ETR conducirá a un empeoramiento de la inseguridad alimentaria y a una competencia por los recursos, y esto aumentará los disturbios civiles y los desplazamientos masivos, lo que expondrá a los países desarrollados a una mayor afluencia de refugiados.

El ETR analiza el riesgo derivado del crecimiento de la población, el estrés hídrico, la inseguridad alimentaria, las sequías, las inundaciones, los ciclones y el aumento de las temperaturas y del nivel del mar. El informe señala que 141 países afrontarán al menos una amenaza ecológica durante los próximos 30 años de aquí a 2050. Los 19 países con el mayor número de amenazas tienen una población combinada de 2.100 millones de personas, lo que representa alrededor del 25 % de la población mundial total.

El ETR analiza los niveles de resiliencia social dentro de los países para determinar si tienen las capacidades necesarias para hacer frente a futuras crisis ecológicas. El informe revela que más de mil millones de personas viven en países que probablemente no tengan la capacidad de mitigar nuevas amenazas ecológicas y adaptarse a ellas, lo que generará las condiciones para un desplazamiento masivo para 2050.

El país con la mayor cantidad de personas en riesgo de desplazamientos masivos es Pakistán, seguido de Etiopía e Irán. Haití enfrenta la mayor amenaza en América Central. En estos países, incluso las amenazas ecológicas y los desastres naturales de poca magnitud podrían generar un desplazamiento masivo de población y afectar la seguridad regional y mundial.

Las regiones que tienen alta resiliencia, como Europa y América del Norte, no serán inmunes al impacto más amplio de las amenazas ecológicas, como un número significativo de refugiados. Durante la crisis de refugiados europeos tras las guerras en Siria e Irak en 2015, dos millones de personas huyeron a Europa, un hecho que destaca la relación entre los rápidos desplazamientos poblacionales y las turbulencias políticas y los disturbios sociales.

No obstante, Europa, los Estados Unidos y otros países desarrollados están afrontado menos amenazas ecológicas y también presentan niveles de resiliencia más altos para abordar dichos riesgos. Entre los países desarrollados que no enfrentan amenazas se encuentran Suecia, Noruega, Irlanda e Islandia. En total, 16 países no enfrentan amenazas.

Steve Killelea, fundador y presidente ejecutivo del Instituto para la Economía y la Paz, expresó:

«Las amenazas ecológicas y el cambio climático plantean graves desafíos para la paz mundial. Durante los próximos 30 años, la falta de acceso a agua y alimentos aumentará si no desarrollamos cooperación global en forma urgente. En ausencia de acciones, es muy probable que ocurran disturbios y conflictos civiles. La COVID-19 ya está revelando carencias en la cadena alimentaria mundial». 

También se prevé que muchos de los países con mayor riesgo de amenazas ecológicas como Nigeria, Angola, Burkina Faso y Uganda, que ya luchan por resolver problemas de este tipo, experimenten aumentos significativos de población. En la actualidad padecen problemas de escasez de recursos, bajos niveles de paz y altas tasas de pobreza.

Steve Killelea señaló: 

«Esto tendrá enormes repercusiones sociales y políticas, no solo en los países en vías de desarrollo, sino también en países desarrollados, ya que el desplazamiento masivo conducirá a mayores flujos de refugiados hacia los países más desarrollados. El cambio ecológico es la próxima gran amenaza global para nuestro planeta y la vida de las personas, y debemos explotar el potencial de las acciones empresariales y gubernamentales para generar resiliencia en los lugares en mayor riesgo». 

Inseguridad alimentaria

Se prevé que la demanda mundial de alimentos aumente en un 50 % para 2050, lo que significa que, sin un aumento sustancial de la oferta, muchas más personas estarán en riesgo de padecer hambre. Actualmente, más de 2.000 millones de personas en todo el mundo no tienen asegurado el acceso a suficientes alimentos. Se espera que esta cifra aumente a 3.500 millones para 2050, algo que probablemente afecte la resiliencia global.

Los cinco países con mayor inseguridad alimentaria son Sierra Leona, Liberia, Níger, Malawi y Lesotho, donde más de la mitad de la población experimenta incertidumbre con respecto al acceso a alimentos suficientes para estar saludable. La COVID-19 ha exacerbado los niveles de inseguridad alimentaria y ha dado lugar a aumentos sustanciales de precios, lo que destaca la volatilidad potencial que puede causar el cambio ecológico futuro.

En los países de altos ingresos, la prevalencia de la mala alimentación aún es alta, de un 2,7 %, lo que significa que una de cada 37 personas carece de suficiente alimentación para desenvolverse de manera normal. La desnutrición en los países desarrollados es resultado de la pobreza. Colombia, Eslovaquia y México tienen las tasas de desnutrición más altas entre los países de la OCDE.

Estrés hídrico

Durante la última década, el número de incidentes violentos y conflictos relacionados con el agua registrados aumentó en un 270 % en todo el mundo. Desde el año 2000, la mayoría de los incidentes han tenido lugar en Yemen e Irak, lo que refleja la interacción entre el estrés hídrico extremo, la resiliencia y la paz, ya que estos dos países se encuentran entre los menos pacíficos según la medición del Índice de Paz Global 2020. 

En la actualidad, 2.600 millones de personas padecen estrés hídrico alto o extremo. Para 2040, esta cifra aumentará a 5.400 millones de personas. La mayoría de estos países se encuentran en el sur de Asia, la región de Medio Oriente y el norte de África (MENA), el suroeste de Europa y la región de Asia-Pacífico. Algunos de los países más afectados para 2040 serán Líbano, Singapur, Israel e Irak, y probablemente China e India también se verán afectadas. Dados los anteriores aumentos de conflictos relacionados con el agua, es posible que esto genere más tensión y disminuya la resiliencia global.

Catástrofes naturales 

Los cambios en el clima, especialmente, el aumento de las temperaturas globales, elevan la intensidad de las tormentas y la probabilidad de que se produzcan desastres naturales relacionados con el clima (por ejemplo, sequías), y generan monzones más húmedos. Si las catástrofes naturales se producen al mismo ritmo que se evidenció en las últimas décadas, 1.200 millones de personas podrían ser desplazadas a nivel mundial de aquí a 2050. La región de Asia-Pacífico ha registrado la mayor cantidad de muertes por catástrofes naturales, con 581.000 fallecidos desde 1990. Los terremotos han ocasionado la mayor cantidad de muertes en la región (319.000 personas), seguidas por las causadas por tormentas (191.000 personas).

Las inundaciones han sido la catástrofe natural más frecuente desde 1990 y representan el 42 % de los desastres naturales registrados. Las catástrofes más grandes de China fueron las inundaciones y los derrumbes de 2010, que ocasionaron el desplazamiento de 15,2 millones de personas. Las inundaciones también son la catástrofe natural más común de Europa y representan el 35 % de los desastres registrados en la región, cifra que aumentará según las previsiones.   

De los países incluidos en el ETR, 19 están en riesgo de afrontar un aumento de los niveles del mar, debido a lo cual podría verse afectada al menos un 10 % de la población de cada país. Durante las próximas tres décadas, este fenómeno tendrá consecuencias significativas para las zonas costeras bajas de China, Bangladesh, India, Vietnam, Indonesia y Tailandia, así como para ciudades con grandes poblaciones como Alejandría en Egipto, La Haya en los Países Bajos y Osaka en Japón.

Ayuda para el desarrollo 

La ayuda puede utilizarse como mecanismo para aumentar la resiliencia a las crisis ecológicas como las sequías, el estrés hídrico y la inseguridad alimentaria en los países en desarrollo. La ayuda relacionada con el clima se ha multiplicado por 34: pasó de 1.000 millones de dólares estadounidenses en 2000 a 34.000 millones en 2018. Hoy se destina principalmente a África subsahariana, Asia meridional y la región de Asia-Pacífico. India recibió la mayor cantidad de ayuda relacionada con el clima en 2018, que ascendió a 6.500 millones de dólares estadounidenses. Si bien estos aumentos son significativos, aún son insuficientes para abordar estos problemas en el futuro. 

Para obtener más información, visite economicsandpeace.org.

NOTAS A LOS EDITORES 

El informe del ETR, los artículos y los mapas interactivos están disponibles en:   visionofhumanity.org

Acerca del Registro de Amenazas Ecológicas (ETR) 

Esta es la edición inaugural del Registro de Amenazas Ecológicas (ETR), que abarca 157 estados y territorios independientes. El ETR se caracteriza por combinar medidas de resiliencia con los datos ecológicos más completos disponibles para explorar cuáles son los países con menos probabilidades de hacer frente a las crisis ecológicas extremas ahora y en el futuro.

Metodología

El ETR incluye la investigación científica más reciente y reconocida sobre el crecimiento de la población, el estrés hídrico, la inseguridad alimentaria, las sequías, las inundaciones, los ciclones y el aumento de la temperatura y de los niveles del mar. Además, el informe utiliza el marco de Paz Positiva del IEP para identificar áreas en las que es poco probable que la resiliencia sea lo suficientemente fuerte como para adaptarse o hacer frente a estos impactos futuros. El informe se basa en una amplia variedad de fuentes de datos, entre ellas, World Resources International, la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación y el Instituto para la Economía y la Paz. 

Acerca del Instituto para la Economía y la Paz 

El IEP es un grupo internacional e independiente de expertos cuyo objetivo es cambiar la perspectiva mundial hacia la paz como una medida positiva, alcanzable y tangible del bienestar y el progreso humano. Tiene oficinas en Sídney, Bruselas, Nueva York, La Haya, Ciudad de México y Harare.

Logo – https://www.newjerseynoticiastoday.com/wp-content/uploads/2020/09/iep-mas-de-mil-millones-de-personas-estan-en-peligro-de-ser-desplazadas-para-2050-debido-al-cambio-ambiental-los-conflictos-y-los-disturbios-civiles.jpg

 

FUENTE Institute for Economics & Peace (IEP)