Se reabre la investigación por la supuesta agresión sexual de McGregor a una mujer irlandesa en Ibiza

Se reabre la investigación por la supuesta agresión sexual de McGregor a una mujer irlandesa en Ibiza

La Justicia española ha reabierto la investigación por una supuesta agresión sexual cometida por el luchador Conor McGregor el pasado verano en Ibiza. Así lo indican varios medios irlandeses este martes, en informaciones que apuntan a que la causa, archivada hasta el momento por las autoridades españolas, se ha reactivado tras una petición de defensa de la víctima.

Diferentes tabloides del país de origen del luchador han asegurado este martes que un juzgado de Ibiza, en las islas Baleares, examina de nuevo este incidente, supuestamente ocurrido en el yate de la estrella de las artes marciales mixtas el pasado 17 de julio durante una fiesta celebrada abordo con motivo de su 34 cumpleaños.

Según The Irish Sun, la mujer, dublinesa de 42 años, presentó una denuncia ante la Policía irlandesa (La Garda) tras regresar a Irlanda días después y esta se lo comunicó después a la policía española, que inició una investigación, pero la suspendió porque la supuesta víctima no efectuó una declaración completa en la jurisdicción del incidente.

La reapertura del caso se debe a una petición de defensa de la demandante, señaló este medio, que agregó que el juzgado español podría llamar a declarar a McGregor.

Por su parte, la Garda indicó este martes que no hará «comentarios» sobre investigaciones internacionales, después de que las autoridades españolas hayan reabierto el caso. Un portavoz de la institución explicó que el cuerpo «no comenta» sobre «personas nombradas» y subrayó que «una investigación en España es un asunto de las autoridades españolas«.

«Como con cualquier investigación internacional, la Garda ha cooperado con las autoridades internacionales y lo seguirá haciendo a petición de estas», recalcó dicha fuente.

El citado diario también recoge una declaración de la portavoz de McGregor, Karen Kessler, en la que insiste en que el deportista «rechaza firmemente cualquiera de estas acusaciones». «Hace más de seis meses se alegó el incidente y después de una revisión policial, el asunto no prosiguió», afirmó la portavoz.

Deja una respuesta